Artículo interesante de la revista Dysphagia del año 2015 en el que se valora la presentación de las medicaciones aportadas a los pacientes con ictus. El uso de medicaciones orales no adaptadas es fuente de complicaciones y elevado riesgo de penetración y aspiración.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26205435